PROTESIS DE ZIRCONIO

Uno de los más importantes avances en el campo de la Odontología consiste en la utilización del zirconio para realizar tanto coronas sobre raíces naturales o sobre implantes como estructuras completas en las rehabilitaciones fijas sobre implantes.

El zirconio nos permite sustituir muy ventajosamente las aleaciones de metal  y cerámica que hasta hace poco tiempo eran el único sistema empleado en este tipo de rehabilitaciones.

La sustitución del metal en las estructuras nos permite ofrecer al paciente una mayor biocompatibilidad de la prótesis, que será mejor tolerada por la encía, así como evitar el riesgo de alergias a metales en personas predispuestas.

Otro factor importante para recomendar la prótesis cerámica en zirconio es sin duda la estética. Al tratarse de un material blanco y translúcido nos permite realizar prótesis de aspecto aún más natural y luminoso. Por otro lado, al carecer de estructura metálica bajo la cerámica, nunca se verán bordes grises en el caso que la encía se retraiga con el paso del tiempo.

¿Para quién está indicad las prótesis de zirconio?

  • Personas con prótesis antiguas de metal-cerámica, a las que les molesta los bordes oscuros entre dientes y la encía.
  • Personas con dientes muy rotos o caries avanzadas.
  • Personas que se colocan una corona y quieren la máxima estética y naturalidad.
  • Personas con sobrecargas o intolerancias a los metales.

 

¿Cómo son las prótesis de zirconio?

  • Estan fabricadas 100 % con zirconio.
  • De color blanco translúcido, igual que nuestros dientes naturales.
  • En forma de funda que rodea el diente.
  • Pueden ser unitarias o formando puentes y arcadas.

 

Colocación de la prótesis de zirconio

  • Se examina la prótesis antigua de metal deteriorado y que oscurece la zona superior entre el diente y la encía.
  • Se extrae la prótesis de metal y/o se lima el diente hasta conseguir una forma cónica de 6º.
  • El diente está preparado para recibir la prótesis nueva de zirconio.
  • Después de una prueba de adaptación, se procede a la colocación de la prótesis de zirconio.
  • Se cementa herméticamente con un adhesivo especial.

 

Ventajas de las piezas de zirconio

  • Máxima estética sin metal. El zirconio refracta y transmite la luz de la misma forma que los dientes naturales, por lo que el resultado es totalmente natural. No se ven los bordes oscuros entre los dientes y la encía que producen las prótesis metal-cerámicas convencionales.
  • Piezas personalizadas que se fabrican con tecnología CAD CAM (por ordenador).
  • Materia biocompatible, cada vez más usado en medicina y odontología.
  • Posibilidad de coloración. Cada persona tiene un blanco de dientes diferente.
  • Alta resistencia a las fracturas. Resultados duraderos.